Cinco #mitos y realidades sobre el ahorro de #gasolina

Existen muchas ideas equivocadas en relación a lo que debes hacer para ahorrar combustible. TOTAL y sus expertos han recopilado algunos de los mitos y realidades que giran alrededor de esta acción para ayudarte a evitar malas prácticas que dañen el motor de tu auto.

1) Mito: Un coche chico gasta menos combustible.

Realidad: Un auto compacto no es necesariamente más ahorrador. Lo que hace que un vehículo gaste poco no es el tamaño, sino los materiales con los que está fabricado y el diseño de su carrocería. De hecho los autos medianos actuales cuentan con alta tecnología para el ahorro de combustible.

2) Mito: Los surtidores sueltan más gasolina en temperaturas bajas, por ello hay que cargar combustible cuando hace más frío.

Realidad: La temperatura no tiene efecto alguno en los tanques subterráneos, lugar donde realmente está almacenado el combustible, por lo que se puede cargar gasolina en cualquier momento del día.

3) Mito: Para evitar pérdidas por evaporación y que dure más la gasolina se debe llenar el tanque al 100%.

Realidad: La tapa del depósito de gasolina evita la evaporación por lo que no ayudará en nada tener el tanque lleno a tope.

4) Mito: Las llantas con aire de más ayudan al ahorro de combustible.

Realidad: La presión inadecuada acelera el desgaste de la banda de rodamiento y aumenta un 5% el gasto de gasolina.

5) Mito: Acelerar el auto al momento de arrancar ayuda a gastar menos gasolina.

Realidad: Hacerlo bruscamente, después de estar en alto total, provoca que se consuma hasta 50% más combustible. Además produce las mayores emisiones de dióxido de nitrógeno.

Un punto fundamental para el ahorro de combustible es el buen estado del lubricante, ya que ayuda a disminuir la fricción interna del motor.

 

Con información de TOTAL

Authors

Artículos Relacionados

Top